Lilo (Syringa vulgaris)

Arbusto o pequeño árbol de hoja caduca, muy popular y conocido como planta de jardín en Europa desde hace varios siglos, sobre todo por la fragancia y vistosidad de sus flores.

Con origen en la zona báltica del continente europeo. No es el único representante de su género botánico, del que se conocen algunas bellas especies nativas del Extremo Oriente, pero es, con diferencia, el más popular de todos en jardinería, conociéndose hoy cientos de variedades cultivadas.

Este arbusto no es de excesivas dimensiones, llegando de 4 a 6 m de altura con el paso de los años.

Posee una copa redondeada que tiende a convertirse en abierta en la madurez de la planta. Las hojas son de forma acorazonada, mates y de color verde franco o verde oscuro, dependiendo del terreno. Las flores, con cuatro pétalos, se reúnen en espigas erectas de silueta cónica que alcanzan buen tamaño. Su fragancia es conocida desde tiempos inmemoriales y es, junto con la floración, uno de los principales atractivos de esta planta.

Existen muchos matices cromáticos entre las lilas, que van desde el morado más profundo al blanco más puro pasando por el rosa, ladrillo, azul, amarillo, crema y lila.

Cuidados.-

Los lilos soportan una posición de sombra parcial, pero prosperan y florecen mejor a pleno sol.

Necesitan terrenos neutros o calcáreos, ya que la acidez perjudica su desarrollo. Por este motivo es planta adecuada para los suelos con altos valores de yeso.

Si se poda, ha de hacerse siempre justo después de la floración. Para lograr un crecimiento con un solo tronco, se deben eliminar los chupones de forma periódica.

Especies y Variedades.-

Se conocen varias especies de lilos adecuados para el jardín. Las variedades cultivadas de 'S.Vulgaris' son muy numerosas y deben escogerse en el vivero; es de destacar la de hojas doradas, llamada 'Aurea'.