Portal Fuenterrebollo
XXVI Gobiernos IIª República

Numismática
Leyes Educación
Const II República
Constitución 1978
Leyes Dictadura
Gobiernos Franco
Gacería
Masonería
Nobel Economía

Indalecio Prieto y Tuero, (1883 - 1962)                    Imágenes                     Cargar Página

Indalecio Prieto y Tuero, (1883 - 1962)

Político y periodista. Dirigente del PSOE, fue Ministro de diversas carteras: Hacienda, Obras Públicas, Marina y Aire, y Defensa Nacional.
Nació en Oviedo en 1833 y murió en Méjico en 1862.
Al morir su padre en 1891 se trasladó con su madre a Bilbao.
Fue taquígrafo de la
Voz de Vizcaya de Bilbao.
Desde 1901 fue redactor del período republicano

El Liberal, en el que terminaría siendo director y propietario gracias al millonario vasco Horacio Echevarrieta.
Afiliado al Partido Socialista Español (PSOE) desde 1899, pronto destaco como un buen orador.
En 1903 fundó con Tomás Meabe, Eusebio Urréjola, entre otros, las Juventudes Socialistas de Bilbao.
Ocupó diversos cargos: Concejal de Ayuntamiento de Bilbao y Diputación Provincial, puestos donde demostró una gran capacidad e iniciativa.
En 1918 fue elegido Diputado a Cortes por Bilbao.

Contrario a la integración del PSOE en la III Internacional, tras la retirada de sus defensores, en 1921 es elegido vocal de la Comisión Ejecutiva en su congreso extraordinario.

El 13 de septiembre de 1923 tiene lugar el golpe de Estado del capitán general Primo de Rivera en Barcelona.
Indalecio Prieto se opuso a la Dictadura de Primo de Rivera, y fue el redactor del
Manifiesto de la Ejecutiva del PSOE, que condenó el golpe de Estado.

Algunos dirigentes socialistas del sector reformista como Fernando de los Ríos o Indalecio Prieto son reacios a la colaboración con el régimen; otros, como Julián Besteiro Fernández sólo están dispuestos a colaborar en algunos puntos; y finalmente, otros como Largo Caballero y Manuel Llaneza ven una oportunidad de ensanchar la base de la organización socialista.
Cuando en octubre de 1924 Largo Caballero toma posesión de su cargo en el Consejo de Estado, Indalecio Prieto dimite de la ejecutiva del PSOE, y se afirma en la defensa de una acción conjunta con los republicanos.
La colaboración del PSOE con Primo de Rivera representa la legitimación del régimen por una parte de la clase obrera.

La ruptura de colaboración del PSOE con el régimen se produce cuando los socialistas se niegan a formar parte de la Asamblea Nacional Consultiva.

En agosto de 1930, Indalecio Prieto firma a título personal el Pacto de San Sebastián, siendo miembro del comité revolucionario y activo conspirador contra la Monarquía, tras el fracaso de la huelga de diciembre de 1930 se vio obligado a refugiarse en Francia.

Indalecio Prieto leyendo un discurso desde el balcón del Ayuntamiento de Eibar. 1931
Indalecio Prieto leyendo un discurso desde el balcón del Ayuntamiento de Eibar. 1931

Cuando se proclama la II República, regresa a España, y en representación del PSOE, forma parte del Gobierno Provisional  de Niceto Alcalá-Zamora.
Se hizo cargo del Ministerio de Hacienda (14 de abril hasta el 14 de octubre de 1931). Desde esta cartera, abordó la estabilización de la peseta e impulsó la Ordenación Bancaria.

Manuel Azaña, presidente del II Gobierno de la República,  nombra a Indalecio Prieto como Ministro de Hacienda (14 de octubre hasta 16 de diciembre de 1931).

Posteriormente, Manuel Azaña, presidente del III Gobierno republicano, lo traslada al Ministerio de Obras Públicas (16 de diciembre de 1931 hasta el 12 de junio de 1933). Continúa con la cartera de Obras Públicas en el IV Gobierno republicano (12 de junio hasta 12 de septiembre de 1933).

Tras el triunfo de la derecha en las elecciones de 1933, participó en el proceso de radicalización socialista, contribuyendo a la derrota de Julián Besteiro Fernández, oponiéndose al sector liderado por Largo Caballero que propugnaba un movimiento revolucionario al margen de los republicanos.

 El 4 de febrero de 1934 en declaraciones en el cine Pardiñas de Madrid, manifestó: 'Los órganos de la Administración deberán estar intervenidos por Comisarios del Pueblo ..... Hágase cargo el proletariado del Poder y haga de España lo que España merece. Para ello no debe titubear y si es preciso verter sangre, debe verterse.'

Traficando con armas, tomó parte activa contra el poder legítimo republicano en la insurrección de octubre de 1934. Tras su fracaso se exilió de nuevo a Francia, donde continuó trabajando en su idea de formar una nueva coalición, finalmente materializada en el Frente Popular.

El triunfo electoral de la coalición en febrero de 1936, le permitió regresar a España.
Fracasó en su intento de sustituir a Niceto Alcalá-Zamora por Manuel Azaña en la presidencia de la República.
Al producirse el Alzamiento Nacional, tampoco pudo frenar la radicalización izquierdista que representaba Francisco Largo Caballero.

Francisco Largo Caballero, presidente del XXIII Gobierno de la República, designó a Indalecio Prieto como Ministro de Marina y Aire (4 septiembre hasta el 4 noviembre de 1936), cartera que le volvió a asignar en el XXIV Gobierno republicano (4 noviembre de 1936 hasta el 17 de mayo de 1937).
En mayo de 1937 contribuyó a la dimisión de Largo Caballero, promovida por los Ministros comunistas.

Cartel de propaganda republicano en la Guerra Civil
Cartel de propaganda republicano en la Guerra Civil

Juan Negrín López asume la presidencia del XXV gobierno republicano, y designa a Prieto como Ministro de Defensa Nacional (17 de mayo de 1937 hasta el 5 de abril de 1938).

Las relaciones entre Negrín e Indalecio Prieto van empeorando a medida que transcurre la guerra civil.

En la remodelación del XXVI Gobierno republicano, Juan Negrín lo destituye de la cartera de Defensa Nacional.

Indalecio Prieto tras rechazar otras carteras ministeriales, marcha a Chile en representación de la República para asistir a la toma de posesión del nuevo presidente chileno.

En 1838 se exilió a Méjico. Después de la guerra civil organizó la Junta de Ayuda a los Republicanos Españoles y la Junta Española de Liberación (1943).
Se opuso al gobierno republicano en el exilio presidido por José Giral Pereira.
Convencido que la presión internacional produciría la caída de la Dictadura de Franco y decidiría el signo de un nuevo estado democrático. En 1947 comienzan sus conversaciones con la Confederación Española de Fuerzas Monárquicas, que en agosto de 1948 se materializa con el pacto de 'San Juan de Luz'.
Las circunstancias nacionales e internacionales acabaron con la última operación política de Indalecio Prieto, quien en noviembre de 1950 dimitió de la presidencia del partido en el exilio, que paso a manos de Rodolfo Llopis.
Desde entonces hasta su muerte, acaecida en la capital de México en 1962, se dedicó al periodismo y a escribir algunas de sus más destacadas obras, entre otras,
Entresijos de la guerra de España (1953), Yo y Moscú (1955).