Elige Armas

Econometría
Sufragio Femenino Desamortización
Escritura Jeroglífica
Carta Obispos
Estados Pontificios
Numismática

Guerra de los Treinta Años (1618-1648), Paz de Westfalia (1648) - Portal Fuenterrebollo

Guerras de la Fronda (1648-1652) - Portal Fuenterrebollo

Tratado de los Pirineos (1659) - Portal Fuenterrebollo

La Revolución Francesa (1789- 1799) - Portal Fuenterrebollo

Guerra de Sucesión (1700-1713) - Portal Fuenterrebollo

Monarquía Española después del Tratado de Utrecht (1713) - Portal Fuenterrebollo

Tratado de Viena (1735) - Portal Fuenterrebollo

Tratado Versalles 1783 - Portal Fuenterrebollo

La Guerra de la Independencia Española (1808-1814) fue un enfrentamiento militar entre España y el Primer Imperio Francés - Portal Fuenterrebollo

Batalla de Waterloo (18 de junio de 1815),  combate librado entre el ejército francés comandado por el emperador Napoleón Bonaparte frente a las tropas británicas, holandesas y alemanas dirigidas por el Duque de Wellington y el ejército prusiano del Mariscal de Campo Gebhard Leberecht von Blücher, cerca de la ciudad de Waterloo (Bélgica) - Portal Fuenterrebollo

José I Bonaparte o José Napoleón (1768-1844), hermano mayor de Napoleón Bonaparte, en motejado despectivamente como Pepe Botella o Pepe Plazuelas, rey de la España ocupada por los franceses entre el 6 de junio de 1808 y el 11 de diciembre de 1813 - Portal Fuenterrebollo

Reinado de Fernando VII 'El Deseado' o 'Rey Felón', entre marzo y mayo de 1808, y tras la expulsión de José I Bonaparte, desde diciembre de 1813 hasta su muerte en 1833, exceptuando un breve intervalo en 1823 que fue destituido por el Consejo de Regencia - Portal Fuenterrebollo

CONCILIO DE TRENTO (1545-1563)

Los Borgias Luis XIV

Pontífices 

Carlos V 

Martín Lutero. (Lucas Cranach)

El origen del Concilio de Trento se encuentra en la llamada al 'Concilio Universal' en territorio alemán que hizo Martín Lutero (iniciador de la reforma protestante) el 28 de noviembre de 1518.
En un claro ataque a la infalibilidad del pontífice León X, Lutero como principio sobreponía la superioridad del Concilio.
El pontífice Adriano VI en 1521 aceptó la convocatoria del Concilio, aunque la guerra que enfrentaba al emperador Carlos V y a Francisco I de Francia no permitía la convocatoria a un corto plazo.
El 18 de noviembre de 1523 el cardenal Julián de Médicis era elegido nuevo papa con el nombre de Clemente VII.

Clemente VII (1523-1534) fue contrario a la convocatoria del Concilio y precursor de una alianza entre España, Inglaterra y Portugal para luchar contra la herejía luterana.

El Concilio pasaba a un segundo plano, por el agravamiento de la guerra entre España y Francia, cuando Italia (asustada por los éxitos del emperador Carlos V en Europa) entró en la 'Liga de Cognac' o Liga Clementina al lado de Francia.
Esta política, en mayo de 1527, llevó a Carlos V a tomar y saquear Roma y a la cautividad del pontífice.

El Tratado de Barcelona (29 de mayo de 1529) restableció la paz entre Clemente VII y Carlos V, por el que el emperador se comprometía a restituir a la Iglesia sus antiguos dominios y, a cambio, Clemente VII otorgaba a Carlos V la investidura del reino de Nápoles.

Clemente VII (1523-1534). Sebastiano del Piombo

Por distintas razones, católicos y protestantes se encontraban de acuerdo para reunir al Concilio, los católicos para aislar a los protestantes definitivamente, los protestantes como un medio dilatorio para no someterse hasta que el Concilio se hubiera pronunciado.

Carlos V a caballo en Mühlberg. (Tiziano, 1548. Museo del Prado)

A principios de 1532, Carlos V decidió intervenir, consultó el problema a Francisco I y presionó a Clemente VII para que aceptase convocar el Concilio.

Clemente VII aceptó convocar el Concilio con la condición de que los protestantes volviesen a la fe y a las prácticas católicas, mientras que el rey francés Francisco I retrasó su respuesta varios meses.

Por otro lado, Carlos V hizo concesiones con los protestantes, asignándoles un "status quo", en la 'Dieta Imperial de Ratisbona (17 de abril de 1532)' y con la 'Paz de Nuremberg (23 de julio de 1532)'.

Las concesiones ofrecidas a los protestantes en Nuremberg - (a) Asegurando que no podría haber guerra entre los estados del Imperio por motivos religiosos.
(b) El emperador se encargaría de convocar el Concilio en plazo de seis meses
- hicieron que los protestantes cambiasen de política, dando incluso largas a la convocatoria del Concilio.

Clemente VII - Carlos V

Paulo III (1534-1549). Tiziano Vecellio. Catedral de Toledo

A la muerte de Clemente VII, Alessandro de Farnesse fue elegido nuevo pontífice con el nombre de Paulo III (1534-1549). Su pontificado fue muy fecundo, con él se llevó a cabo una auténtica reforma en la Iglesia, nombró varias comisiones de prelados y cardenales, designó comisiones especiales para la reorganización de la Cámara, la Cancillería, la Penitenciaría y el Tribunal de la Rota.
Es considerado un papa entre el Renacimiento y la Contrarreforma, encargado de potenciar la magnificencia de la corte, gestionó varios trabajos de Miguel Ángel (entre otros, las pinturas de la Capilla Sixtina).
En política exterior, su mediación entre el emperador español Carlos V y el rey francés Francisco I llevó al Tratado de Nicea (1538), así como a la excomunión de Enrique VIII de Inglaterra.

Paulo III trabajó para establecer la concordia entre los príncipes cristianos y unirlos contra la amenaza turca. Autorizó varias órdenes religiosas, como la de los Jesuitas (1540).

En 1542 restableció la Inquisición en Italia.

Bajo su pontificado se convocó el Concilio de Trento (1543), a pesar de la negativa de Francisco II de Gonzaga 'Duque de Mantua'.

En pleno Concilio de Trento, Paulo III tuvo que trasladarse a Bolonia a causa de una enfermedad contagiosa que se declaró en aquella ciudad.

En el terreno personal, cedió importantes territorios de la Iglesia a su hijo Pier Luigi Farnesse - 'Duque de Parma y Piacenza', asesinado el 10 de septiembre de 1547 en su Palacio de Piacenza, víctima de una conjura tramada por Ferrante de Gonzaga (gobernador de Milán) y el emperador Carlos V - lo que generó gran hostilidad hacia el pontífice.

Paulo III falleció en 1549. En el pontificado le sucedió Giovani María Ciocchi del Monte (Julio III).

Francisco II de Gonzaga ' Duque de Mantua'. (Tiziano Vecellio. Museo del Prado)

Ciudad para celebrar el Concilio.-  A mediados de febrero de 1537 se elaboró un documento donde se denunciaban los principales males que sufría la Iglesia ( entre otros: ordenación de sacerdotes mal preparados, mala elección de obispos, abandono de la predicación, decadencia de las órdenes religiosas y gran acumulación de beneficios).

La primera reunión del Concilio fue fijada para el 23 de mayo de 1537.

Los nuevos obstáculos de Lutero fueron denominados 'Coloquios' (Colloquios), reunión por la vía de las discusiones, tratando cuestiones puramente disciplinares, tales como la comunión bajo las dos especies y el matrimonio de los sacerdotes.

La posición de Martín Lutero era intransigente en lo doctrinal, con la que perdía terreno la posibilidad de un Concilio en Alemania.

Entretanto, Francia se encontraba más preocupada por obtener el Ducado de Milán.  

Dado que la política de los Coloquios excluía la del Concilio, el 21 de mayo de 1539 se suspendió el 'Concilio sine die'.

Los Coloquios más importantes fueron: La Dieta de Spira (6 de junio de 1540), trasladada el 12 de junio a Haguenau y prorrogada el 28 de octubre a Worms.

La Dieta de Ratisbona, que fracasó el 22 de mayo de 1541, remitiendo toda decisión en el terreno dogmático al futuro Concilio fijado en el plazo de dieciocho meses.

Francisco I. (Jean Clouet. Museo Nacional del Louvre)

Fernando I de Habsburgo

Comenzó la discusión sobre el lugar de celebración, el pontífice Paulo III defendió de Vicenza. Al no admitir Venecia la ciudad de Vicenza para el Concilio, Fernando I de Habsburgo (rey de Hungría y Bohemia (1526) y rey de Alemania (1531)) y Carlos V propusieron la ciudad de Trento.

Paulo III volvió a proponer nuevas ciudades (Bolonia, Cambrai, entre otras). Finalmente, el 22 de mayo de 1542 el Consistorio convocó el Concilio en Trento para el 1 de noviembre de 1542.

La ciudad de Trento fue elegida como Sede del Concilio porque los alemanes la consideraban como ciudad alemana, aunque de alguna manera era ciudad italiana.

El Concilio de Trento se convocó por Bula del 29 de junio de 1542.
Los conflictos bélicos entre el emperador Carlos V y el rey francés Francisco I acabaron suspendiendo el Concilio el 6 de julio de 1543.

El Concilio fue suspendido el 6 de julio de 1543.

La guerra franco-española finalizó el 17 de septiembre de 1544 con la 'Paz de Crépy', que ratificaba prácticamente la 'Paz de Cambrai (1529)', en donde Francisco I reconocía la soberanía de Carlos V sobre Artois y Flandes y retiraba sus pretensiones sobre Milán y Nápoles, mientras que el emperador abandonaba Borgoña.

A partir de la 'Paz de Crépy', Francisco I continuaba en guerra con Inglaterra y necesitaba del pontífice Paulo III para conseguir su colaboración financiera y militar, por lo que solicitaba la reunión del Concilio. Por su parte, Carlos V también necesitaba la colaboración del pontífice.

Se solicitaba, pues, derogar la supresión del Concilio. Se estipuló una nueva reunión para el 15 de marzo de 1545.

Paulo III designó delegados y presidentes del Concilio el 16 de febrero de 1645. La escasa asistencia de obispos (algunos de ellos eligieron representantes) retrasó la apertura.

El 17 de abril de 1545 el pontífice emitía la 'Bula Decet Nos' que prohibía la representación de los obispos, si no era por fuerza mayor.

El Concilio de Trento abarca desde la Iª sesión (13 de diciembre de 1545) hasta la XXVª sesión (4 de diciembre de 1563).

La actividad conciliar estuvo suspendida durante diez años - desde la XVIª sesión (28 de abril de 1552) hasta la XVIIª sesión (18 de enero de 1562).

El Concilio de Trento fundamentalmente se divide en tres períodos:

 

4 Primer Período.- Desde el 13 de diciembre de 1545, fecha de la apertura oficial de Concilio, hasta el 17 de septiembre de 1549, con la muerte de Paulo III.

 

La última sesión de este período, Xª sesión, se celebró el 2 de junio de 1547.

 

La muerte de Paulo III dio paso al segundo período del Concilio de Trento.

 

4 Segundo Período.- Desde el 1 de mayo de 1551 (fecha en que comenzaba la XIª sesión del Concilio) al 28 de abril de 1552.

 

El II período se inauguró con el pontificado de Julio III (1550-1555).
Con la Bula 'Cum ad tollenda' (14 de noviembre de 1550) se establecía la reanudación de los trabajos conciliares de la XIª sesión (1 de mayo de 1551).

 

La XVIª sesión (28 de abril de 1552) suspendía toda actividad del Concilio, que no se recobraría hasta el tercer período, con la XVIIª sesión (18 de enero de 1562).

 

6 Período Conciliar Interrumpido.- Desde el 28 de abril de 1552 (sesión XVI) hasta el 18 de enero de 1562 (sesión XVII). En este espacio ocurrieron varios hechos:

 

;  El pontífice Julio III falleció el 23 de marzo de 1555.

 

;  El 10 de abril de 1555 fue elegido nuevo papa Marcelo II, aunque su breve pontificado no se extendió más que unos días (falleció el 1 de mayo).

 

;  El 23 de mayo de 1555 fue elegido nuevo papa Paulo IV. Su pontificado se caracterizó por querer poner fin a las injerencias de los soberanos, especialmente de los españoles, en los asuntos de la Iglesia. La historia ha venido a demostrar la aversión de Paulo IV hacia los Habsburgo como opresores de la Iglesia y de Italia.
A pesar de todo Paulo IV desplegó una alta actividad reformadora, sin contar con el Concilio, hasta su muerte el 18 de agosto de 1559.

 

;  La elección de Pío IV (26 de diciembre de 1559) tuvo el mérito de suscitar de nuevo el problema del Concilio y su papel.
El panorama internacional era parcialmente favorable a su reanudación, el rey español Felipe II aceptaba, el rey de Francia contemplaba la posibilidad de crear un nuevo Concilio sin continuar el anterior (bajo la presión de los hugonotes) y el emperador del Sacro Imperio Fernando I de Habsburgo mostraba cierta vacilación, más próxima a la supresión del Concilio.

 

4 Tercer Período.- Desde el 18 de enero de 1562 en que comenzó la XVIIª sesión hasta que concluyó la XXVª sesión del Concilio el 3 de diciembre de 1563.

Concilio de Trento

Comprende desde el 13 de diciembre de 1545, fecha de la apertura oficial de Concilio, hasta el 17 de septiembre de 1549, con la muerte de Paulo III.
El inicio del Concilio no tuvo una buena asistencia de participantes.
Las primeras congregaciones se ocuparon de las prioridades del Concilio: Si se trataba de analizar el dogma como defendía Paulo III, o si se trataba del estudio de la reforma como defendía el emperador Carlos V.

Finalmente, se decidió tratar a la vez ambos asuntos, los puntos referentes al dogma y a la disciplina, publicándose un decreto para cada apartado.

En el primer período hubo diez sesiones. Las tres primeras sesiones trataron de la Organización del Concilio - Iª sesión (13 de diciembre de 1545), IIª sesión (7 de enero de 1546) y IIIª sesión (4 de febrero de 1546). A partir de la IIIª sesión, las congregaciones estudiaron las fuentes de la doctrina revelada (Sagrada Escritura y Tradición), tratándolas como fuentes relativas a la fe y costumbres.

En cuanto a la Reforma, se trató de la utilización de las Sagradas Escrituras, especialmente de 'La Vulgata' que fue declarada sin error en materia de fe o de costumbre, aunque con erratas materiales proclives a ser rectificadas en posteriores ediciones.
 

& La Vulgata (Divulgada u Oficial) es la traducción latina de la Biblia, llevada a cabo en su mayor parte por San Jerónimo.
Con anterioridad ya se habían realizado versiones latinas de los Libros Sagrados, entre los que destaca 'Vetus Latina'.
El papa Dámaso en el año 382 encargó a San Jerónimo una revisión de los Evangelios. Posteriormente se amplió una revisión de la totalidad de los libros bíblicos.
La mayoría de los libros del Antiguo Testamento fueron traducidos del original hebreo, aunque para los libros de Salmos y otros deuterocanónicos continuó el texto en griego.
Se conocen numerosas variantes de 'La Vulgata', hasta el punto en que es difícil reconocer el texto originario de San Jerónimo. En 1590 Sixto V hizo que se preparara en Roma una edición de confianza, reemplazada en 1592 por una nueva encargada por Clemente VIII.
En 1979, Pablo VI hizo editar 'La Nova Vulgata' conforme a los conocimientos textuales y exegéticos actuales.

El 27 de enero de 1546 el emperador Carlos V abría con los protestantes el 'II Coloquio de Ratisbona'.
El 8 de abril de 1546 se reunían las congregaciones para la IVª sesión, para tratar asuntos disciplinares, en especial de la enseñanza y predicación de las Sagradas Escrituras. La necesidad de crear cátedras (en iglesias mayores, catedrales o colegiatas) y maestros de gramática (en iglesias de renta escasa).

Las discusiones referentes a la predicación de las Enseñanzas Escrituras fueron muy violentas, sobre todo en lo que atañía a la predicación en los monasterios.

El 13 de mayo de 1546, a instancias de Paulo III, comenzó la Vª sesión tratando temas relacionados con el Pecado Original, desde la definición de la 'Inmaculada Concepción de María' hasta la consecuencia y propagación del pecado original y su remedio con el Bautismo.

Finalizada la Vª sesión (17 de junio de 1546) aparecieron numerosos obstáculos en los trabajos del Concilio. Hubo dificultades para justificar la materia concerniente del Bautismo: el paso del estado de hijo de Adán al estado de hijo de adopción.

Por otra parte, los protestantes suscitaron numerosos problemas. Entre otros, la 'Liga de Esmalcada' iniciada contra Carlos V y las discusiones sobre la supresión o traslación del Concilio.

Al finalizar la VI sesión (13 de enero de 1547), el Concilio de Trento pasó a analizar errores generales que venían sucediéndose (diecisiete en el Bautismo, catorce en los Sacramentos y cuatro en la Confirmación), además de otros problemas relacionados con la residencia de los obispos.

En la VIIª sesión (3 de marzo de 1547) se aprobaron decretos y materias pendientes, además de tratar la epidemia aparecida en Trento y la necesidad de trasladar la sede del Concilio a la Bolonia u otra ciudad, con la oposición de los obispos españoles.

En la VIIIª sesión (11 de marzo de 1547) se decidió la ciudad de Bolonia como nueva sede del Concilio.

La IXª sesión (21 de abril de 1547) y Xª sesión (2 de junio de 1547) trataron del Sacramento de la Penitencia, los cánones de la extremaunción y el orden, y los juicios sobre los artículos luteranos referentes a la misa y el sacramento del matrimonio.

 

Se inauguró con el pontificado de Julio III (Giovan Maria de Ciocchi del Monte).

La Bula 'Cum ad Tollenda', del 14 de noviembre de 1550, restablecía la reanudación de los trabajos conciliares.

Concilio de Trento

La XIª sesión (1 de mayo de 1551) tuvo una apertura con un número escaso de participantes, sin la participación de Francia debido a la guerra iniciada por el rey francés Enrique II (1519-1559) contra Italia septentrional.

En la XIIª sesión (1 de septiembre de 1551) se admitieron las credenciales de los embajadores de Carlos V (1500-1558) y Fernando I de Habsburgo (1503-1564) - rey de Bohemia (1526) y Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico desde la abdicación de su hermano Carlos V en 1556.
Entre otros asuntos, se trató de la Eucaristía y de las facultades propias de los obispos (jurisdicción, instancias de las apelaciones, etc).

La XIIIª sesión (11 de octubre de 1551) trató de la Eucaristía en el aspecto dogmático, con ocho capítulos precedidos de una introducción y once cánones, sancionando principalmente las herejías y señalando la verdadera, real y substancial presencia del cuerpo y sangre de Cristo bajo las especies de pan y vino, junto a los requisitos para la comunión antes y después de la consagración.

El decreto de reforma aludía al poder de los obispos en lo referente a la lucha contra los abusos - residencia y el derecho del obispo a corregir a sus súbditos.

La XIVª sesión (25 de noviembre de 1551) trató de los errores de la Penitencia y la Extremaunción analizados en las obras de Martín Lutero, Juan Calvino (teólogo francés, reformador de la Iglesia, sin duda el más grande de los teólogos protestantes), Ulrico Zuinglio (teólogo suizo, personaje destacado durante la Reforma. Animado por la actitud de Lutero frente a la jerarquía eclesiástica alemana, convenció al Consejo de Zurich para que prohibiera toda enseñanza religiosa que no estuviera basada en las Escrituras) y Philipp Melanchthon (amigo de Martín Lutero y profesor de Nuevo Testamento de la Universidad de Wittenberg).
 

Martín Lutero. (Lucas Cranach. Pinacoteca de Munich)
Martín Lutero (1483-1546)
 

Juan Calvino
Juan Calvino (1509-1564)
 

Ulrico Zuinglio. Anónimo
Ulrico Zuinglio (1484-1531)
 

Philipp Melanchthon. (Lucas Cranach. Pinacoteca de Munich)
Philipp Melanchthon (1497-1560)
 

El decreto dogmático se componía de una introducción, nueve capítulos y quince cánones para la Penitencia y cuatro cánones para la Extremaunción.

En el decreto se definía la Penitencia como un sacramento formado por tres partes (dolor, confesión y satisfacción), en contra de la concepción luterana que defendía que la Penitencia consistía en el recuerdo del Bautismo. La unción era un sacramento instituido por Jesucristo y promulgado por el apóstol Santiago.

El decreto contemplaba que los obispos debían iniciar una profunda reforma de la Iglesia, suprimiendo abusos, bajo la predicación con el ejemplo.

En el decreto (capítulo XIV) se recogieron nuevos temas para tratar: Sacrificio de la Misa y Sacramento del Orden y Matrimonio.

La XVª sesión (25 de enero de 1552) trató del Sacrificio de la Misa y el Sacramento del Orden y Matrimonio (temas recogidos en la sesión anterior).

En paralelo un acontecimiento cambió el rumbo de las congregaciones, la 'Dieta de Augsburgo' decidió que Alemania tomase parte en el Concilio de Trento.

La entrada de los representantes de los príncipes protestantes cambió la marcha del Concilio, exigieron la paralización del Concilio hasta la llegada de los teólogos protestantes, la nulidad de los trabajos hasta entonces realizados y la reafirmación de la superioridad del Concilio Ecuménico sobre el poder del pontífice.

Por otro lado, surgieron otros elementos desestabilizadores, como la alianza del rey francés Enrique II de Valois con la Liga de Esmalcalda (príncipes luteranos) para luchar contra Carlos V en la segunda guerra de Esmalcalda (marzo de 1552), obligando a los Electores de Colonia, Maguncia y Tréveris a marcharse de Trento.

Enrique II de Valois, aliado con los protestantes alemanes, tomó las plazas imperiales de Metz, Toul y Verdún, al tiempo que los turcos tomaban Trípoli. Por otra parte, el Elector Mauricio de Sajonia traicionaba la confianza del emperador atacándole en Innsbruck, donde estuvo a punto de caer prisionero el emperador.

La segunda guerra de Esmalcalda terminó con la 'Paz de Augsburgo (1555)' que reconocía la libertad religiosa en Alemania. De otra parte, se firmó con Enrique II la 'Tregua de Vancelles'.

Como los conflictos bélicos no brindaban ninguna seguridad al Concilio de Trento, en la XVIª sesión (28 de abril de 1552) fue suspendida toda actividad del Concilio, a pesar de la oposición de los prelados españoles.

& Carlos V con continuas amenazas y una pésima situación financiera, el 25 de octubre de 1555 ante los Estados Generales, decidió dejar la soberanía de los Países Bajos en manos de su hijo Felipe II.

El 16 de enero de 1556, el emperador renunciaba a las coronas de Aragón, Castilla, León, Cerdeña y Sicilia a favor de Felipe II.

En septiembre de 1556, abdicaba el Sacro Imperio Romano Germánico en su hermano Fernando I de Habsburgo.

Felipe II. (Alonso Sánchez Coello)

Los trabajos del Concilio de Trento estuvieron interrumpidos durante diez años, mientras que los pontífices sucesivos tampoco dieron muchas muestras de reanudar las sesiones.

El pontífice Julio III falleció el 23 de marzo de 1555, le sucedió Marcelo II falleciendo a los pocos días. Cuando Paulo IV llegó al pontificado el 23 de mayo de 1555 quiso terminar con las inferencias de los soberanos europeos en los asuntos de la Iglesia. Sin contar con el Concilio, con una gran aversión hacía los Habsburgo como opresores de la Iglesia e Italia, Paulo IV llevó hasta su muerte (18 de agosto de 1559) una gran actividad reformadora.

Por otra parte, la guerra entre el monarca español Felipe II y el rey francés Enrique II tampoco facilitaba la reanudación del Concilio.
El conflicto franco-español terminó en abril de 1559 con la 'Paz de Cateau-Cambresis'.

& La Paz de Cateau-Cambrésis, considerada como un primer acercamiento entre España y Francia, fue rubricada entre los días dos y tres de abril de 1559.
Las negociaciones preliminares se iniciaron en 1558 en Marcoing (junto a la ciudad de Lille).
El rey español estuvo representado por Antonio Perrenot de Granvela 'Cardenal Granvela' y el monarca francés por Enrique de Lorena 'Duque de Guisa'.
A las sesiones acudieron también representantes de Inglaterra y Saboya (aliadas de España).

Isabel de Valois. (Alonso Sánchez Coello)

El Tratado de Cateau-Cambrésis estipulaba:

w El Ducado de Milán y Nápoles eran devueltos a España.

w La isla de Córcega (conquistada por los franceses en 1553) era devuelta a Génova.

w Saboya y El Piamonte fueron entregados al Duque de Saboya, Manuel Filiberto, vencedor de Gravelinas. Estos territorios serían un colchón entre Francia y los Estados italianos.

w Inglaterra se quedaba con la plaza de Calais.

w Francia conservaba los obispados de Metz, Toul y Verdún. Además de algunas fortalezas cisalpinas del Duque de Saboya.

El acuerdo contemplaba una serie de compromisos matrimoniales: El 2 de junio de 1559 Isabel de Valois, hija de Enrique II, se casaba con el rey español Felipe II (su tercera esposa). Margarita de Valois (hermana de Enrique II) se casaba con Manuel Filiberto de Saboya.

Para España, la paz significó el inicio de su período de preponderancia europea, en pugna continua con el poder emergente de Inglaterra y Francia.

Giovanni Angelo de Médicis 'Pío IV'

El 26 de diciembre de 1559, Giovanni Angelo de Médicis fue elegido pontífice con el nombre de Pío IV. El nuevo papa tuvo el mérito de suscitar la reanudación del Concilio de Trento.

Durante esta época, el ambiente europeo para proseguir con el Concilio de Trento se encontraba rodeado de un ambiente de poca hostilidad, el rey español Felipe II aceptó, el rey francés Francisco I era partidario de crear un nuevo Concilio sin continuar con el anterior (siempre bajo la presión de los hugonotes), el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Fernando I de Habsburgo, mostraba cierta vacilación tirando a la supresión.

Se planteó de nuevo las sedes de Trento, Colonia, Constanza y Ratisbona para la celebración del Concilio.

El 29 de noviembre de 1660, Pío IV proclamó una Bula con la que el Concilio quedaba otra vez convocado en la ciudad de Trento, reuniéndose la primera congregación general el 18 de enero de 1562. (Tercer período)

Comprende la última fase de las congregaciones (1562-1563). Se abrió el 18 de enero de 1562 reuniéndose la primera congregación general y continuó hasta su clausura el 4 de diciembre de 1563. Fue el período conciliar más importante de los tres.

El emperador Fernando I de Habsburgo, al igual que en 1521 hiciera su hermano Carlos V con la Dieta de Worms ( Martín Lutero fue excomulgado por no justificar sus drásticas palabras sobre la Iglesia Católica y rechazar las acusaciones de herejía que se le formularon), para que el Concilio fuese verdaderamente ecuménico, intentó que estuvieran representados los protestantes.
Los delegados protestantes, que sólo tenían derecho a la palabra y no al voto al haber sido excomulgados, unido a las guerras en Alemania, terminaron por no acudir al Concilio.
 

Concilio de Trento. (Anónimo)

La XVIIª sesión (18 de enero de 1562) se encargó de elaborar un Índice de Libros Prohibidos.
Los representantes del Sacro Imperio Romano Germánico llevaban tres directrices a seguir:

 

w No hacer mención alguna a que el Concilio era continuación del anterior.

 

w Que se hiciera un salvoconducto a los protestantes.

 

w Retrasar la siguiente sesión hasta la llegada de los representantes protestantes.

 

w Que en la sesión se tratasen cuestiones disciplinares y no dogmáticas.

 

w Que el Índice de Libros no hiciera mención alguna a la 'Confesión de Fe de Augsburgo'.

 

1 Confesión de Fe de Augsburgo (25 de julio de 1530)

 

El emperador Carlos V, para conseguir la unidad del Sacro Imperio Romano Germánico ante la amenaza del enemigo turco, convocó en 1530 a los príncipes y ciudades alemanas en la Dieta de Augsburgo.

 

Para conseguirlo, y poner fin a las controversias suscitadas en la Reforma, Carlos V solicitó a la nobleza la exposición de sus creencias religiosas.

 

El teólogo Philipp Melanchthon (amigo de Martín Lutero y profesor del Nuevo Testamento de la Universidad de Wittenberg ) fue designado para elaborar un texto donde se expresase las convicciones religiosas de los príncipes luteranos y territorios libres.

 

El documento 'Confesión de Fe de Augsburgo (Confessio o Glaubensbekenntnis)', primera de las grandes confesiones protestantes, fue presentado al emperador en la Dieta el 25 de julio de 1530.

 

El escrito reclamaba al emperador la necesidad de convocar un Concilio cristiano y libre.

 

La Confesión de Fe de Augsburgo queda estructurada en dos partes (veintiún artículos dogmáticos en la primera parte y siete artículos sobre abusos eclesiásticos corregidos por la Reforma en la segunda parte).

 

En la IIª parte de la Confesión de Fe de Augsburgo, los siete artículos sobre abusos eclesiásticos, tratan temas sobre la comunión bajo las dos especies, el casamiento de los sacerdotes, la misa, la confesión, distinción de los alimentos, votos monásticos y el poder de los obispos.

En la XVIIIª sesión (26 de febrero de 1562) se publicó el Decreto sobre la Reforma del 'Índice de Libros Prohibidos'.

Se debatieron temas relacionados con la residencia episcopal, con una gran polémica entre españoles e italianos, dividiendo incluso a lo legados de la Santa Sede.

Se concedió un salvoconducto para los protestantes (4 de marzo de 1562) y fueron invitados a participar en la próxima sesión del 14 de mayo de 1562.

En la XIXª sesión (14 de mayo de 1562) ante la confusión del Concilio sobre el derecho divino de la residencia, se fijo la sesión posterior para el 4 de junio de 1562.

En la XXª sesión (4 de julio de 1562) se trabajó sobre el uso de la Eucaristía, especialmente sobre el cáliz laico bajo las dos especies (pan y vino) y la edad de los niños para recibir la comunión.

En la sesión, Fernando I de Habsburgo presentó un proyecto de Reforma sobre el cáliz laico y el matrimonio de los sacerdotes.  

La XXIª sesión (16 de julio de 1562) estableció que en la Eucaristía se recibía a Cristo en su totalidad en cada especie (pan o vino). Por lo que se decretó un dogma estableciendo que los laicos y clérigos no estaban obligados a la comunión bajo las dos especies. Los niños pequeños no estaban obligados a la Comunión.

El 19 de julio de 1562 se presentó a los teólogos una propuesta de trece artículos sobre la Misa. Para ello, se crearon dos comisiones de Obispos, una se encargó de redactar un informe sobre los principales abusos, y la otra comisión se encargó de establecer los capítulos y cánones doctrinales. El 22 de agosto de 1562 se abordó el tema del cáliz laico.

Respecto a la Reforma, el principal objetivo del Concilio fue hacer desaparecer del clero el menor vestigio de codicia, se trató de las Santas Órdenes, se analizaron las exenciones de Monasterios y Abadías, la venta de las indulgencias y el carácter de las limosnas.

La XXIIª sesión (17 de septiembre de 1562) trató del santo sacrificio de la Misa. Se establecieron nueve capítulos (conjunto de cosas que habría que observar, cuidar o evitar) respecto a la celebración de la Misa.

Estableciendo que la base del culto de la Misa se encontraba en la fe, se analizaron los errores de los 'novatores' opuestos a la doctrina católica sobre la Misa.

Respecto a la Reforma, se estableció la vigilancia de los Obispos, respecto a la superstición, la codicia, el vestido, etc. Se redactaron once capítulos sobre la forma de elegir a los clérigos, de controlar su conducta, de su modo de vida y de las propiedades que debían tener.

Al finalizar la XXIIª sesión se precipitaron ciertos acontecimientos que hicieron prorrogar la siguiente sesión hasta el 15 de julio de 1563, aislando la residencia y la jurisdicción (dos temas polémicos).

Entre los acontecimientos que hicieron retrasar el Concilio, se abordó el tema problemático de la residencia (con una estrecha relación entre el derecho divino y la autoridad episcopal).

Hubo una gran tensión entre los prelados españoles e italianos, a la que después se unieron los franceses. Los españoles, encabezados por Pedro Guerrero 'Arzobispo de Granada' defendían que Jesucristo daba a cada Obispo la potestad de orden y jurisdicción, debate relacionado con la supremacía que tenía el papa ante el Concilio, y viceversa.

De otra parte, las agitaciones de la servidumbre de los prelados y la falta de dinero para continuar con el Concilio.

En la XXIIIª sesión (15 de julio de 1563) se trató sobre el sacramento del Orden (el sacerdocio había sido instituido por Jesucristo). La potestad del sacerdote de consagrar y administrar la Eucaristía, de perdonar los pecados.

Respecto a la Reforma, se aprobó un decreto sobre el deber de residencia, de cómo habían de recibir y conferir las diversas órdenes y las cualidades del ordenado, sobre la educación e instrucción del futuro sacerdote.

Al finalizar la sesión, el papa Pío IV y los legados pensaron en terminar el Concilio.

Después de la intervención del embajador español Claudio de Quiñones 'Conde de Luna' proponiendo la participación de los protestantes para las siguientes congregaciones, el Concilio se prolongó dos sesiones más.

En la XXIVª sesión (11 de noviembre de 1563) se promulgó un decreto sobre el Matrimonio. Se prohibieron los matrimonios clandestinos. Se estudiaron los impedimentos matrimoniales, las penas contra los concubinatos, los raptos, etc.

También se promulgó un decreto de reforma general, analizando la provisión de obispos y la elección de cardenales, la celebración de sínodos provinciales y diocesanos, procedimientos judiciales contra los obispos, la facultad de dar dispensas, la visita de la diócesis y la instrucción del pueblo sobre los Sacramentos y la Misa.

La enfermedad de Pío IV precipitó los acontecimientos, abriendo la posibilidad de un Cisma en el seno del Concilio, al quedar abierta la polémica si la elección del nuevo pontífice concernía la Concilio o al Colegio Cardenalicio de Roma.

En la XXVª sesión (3 de diciembre de 1563) se trabajó sobre las Indulgencias. Se leyeron decretos sobre el Purgatorio y sobre la veneración de las reliquias de los santos.

Se dio lectura al decreto de reforma general sobre quienes debían dar a conocer públicamente los decretos del Concilio, sobre la templanza y sencillez de las casas de los cardenales y obispos, sobre la moderación de las excomuniones, sobre la administración de hospitales, etc.

Finalmente, se trató de la clausura del Concilio de Trento y la confirmación de los decretos del pontífice Pío IV.

El Concilio Ecuménico de Trento abierto el 13 de diciembre de 1545, con el primer legado Cardenal de Monte, en el pontificado de Paulo III, quedaba clausurado al finalizar la XXVª sesión por el primer legado y presidente Cardenal Morón, en el pontificado de Pío IV.

La representación española en el tercer período del Concilio Ecuménico de Trento (1562-1563):

Cardenales y Legados.- Hércules Gonzaga y Gerónimo Seripando.

Embajadores Eclesiásticos.- Martín Roxas de Portarubio, Fernando de Avalos y Claudio de Quiñones 'Conde de Luna'.

Arzobispos.- Gaspar Cervantes de Gaeta, Pedro Guerrero y Antonio Tarragués de Castillejo.

Obispos.- Antonio Agustín (Lérida), Melchor Alvarez de Vosmediano (Guadix), Martín de Ayala (Segovia), Juan Antolinez Bricianos de Cibera (Jovenazo), Gonzalo Arias Gallego (Gerona), Francisco Blanco (Orense), Guillermo Cazador (Barcelona), Diego Covarrubias (Ciudad Rodrigo), Andrés de Cuesta (León), Francisco Delgado (Lugo), Diego Enriquez de Almansa (Coria) , Ecisclo Moya de Contreras (Vique), Martín de Córdoba y Mendoza (Tortosa), Santiago Gilberto de Nogueras (Alife en Nápoles), Pedro González de Mendoza (Salamanca), Antonio Gorrionero (Almería), Pedro Jaque (Niochi), Diego de León (Coimbra), Juan de Mañatones (Segorbe y Albarracín), Lope Martínez de Lagunilla (Elna), Juan Quiñones (Calahorra), Diego Ramírez Cedeño (Pamplona), Antonio de San Miguel (Monte Marano), Diego Sarmiento de Sotomayor (Astorga) y Gerónimo Velázquez Gallego (Oviedo).

Blasón Felipe II

Teólogos Pontífice Pío IV.-
Pedro de Soto (confesor de Carlos V, primer teólogo del Papa), Gerónimo Brabo, Alfonso Salmerón, Francisco de Torres y Antonio Solís.

Doctores de Felipe II.-
Miguel Bayo, Alonso Contreras, Antonio Covarrubias, Cosme Damián de Ortola, Tomás Dasio, Juan Gallo, Pedro Fernández, Juan Hesels, Cornelio Jansenio, Miguel de Medina, Fernando Menchaca, Cosme Palma de Fuentes, Juan Ramírez, Desiderio de San Martín, Fernando Ticio, Fernando Velosillo (de Ayllón en Segovia).

Teólogos - Doctores canonistas.-
Benito Arias Montano, Juan de Barcelona, Juan Chacón, Antonio García, Alonso Fernández de Guerra, Juan de Fonseca, Pedro Fuentidueñas, Miguel Itero, Pedro Mercado, Miguel de Oroucuspe, Joseph Puebla, Francisco Sancho, Diego Sobaños, Francisco Trujillo y Luis Juan Villeta.

Estatuto de Bayona (6 de julio de 1808) - Portal Fuenterrebollo

Constitución Española 1812 'La Pepa' (19 de marzo de 1812) - Portal Fuenterrebollo

Estatuto Real 1834 (10 de abril de 1834) - Portal Fuenterrebollo

Constitución Española (18 de junio de 1837) - Portal Fuenterrebollo

Constitución Española (23 de mayo de 1845) - Portal Fuenterrebollo

Constitución Española  No Promulgada (15 de septiembre de 1856) - Portal Fuenterrebollo

Constitución Española (1 de junio de 1869) - Portal Fuenterrebollo

Constitución Federal Española 1873 No Promulgada (17 de julio de 1873) - Portal Fuenterrebollo

Constitución Española 1876 (30 de junio de 1876) - Portal Fuenterrebollo

Constitución Española 1931 (9 de diciembre de 1931) - Portal Fuenterrebollo

Constitución Española 1978 (6 de diciembre de 1978) - Portal Fuenterrebollo

Giulio Mazarino (1602-1661), Cardenal y Primer Ministro de Francia - Portal Fuenterrebollo

Armand Jean Duplessis, Cardenal de Richelieu (1585-1642)  - Portal Fuenterrebollo

 Napoleón I (1769 - 1817), emperador de los franceses (1804 - 1815), fue uno de los militares más brillantes de todos los tiempos y un estadista cuya influencia determinó cambios tan profundos que dieron lugar a la Edad Contemporánea  - Portal Fuenterrebollo

Pedro González de Mendoza 'Cardenal Mendoza' (1428 - 1495), Gran Cardenal de España  -  Portal Fuenterrebollo

Gonzalo Jiménez de Cisneros 'El Cardenal Cisneros' (1436-1517)  - Portal Fuenterrebollo

GONZALO FÉRNANDEZ DE CÓRDOBA ' EL GRAN CAPITÁN' (1453 - 1515)  - Portal Fuenterrebollo

Manuel I de Portugal 'El Afortunado' (1469-1521), Rey de Portugal, casado en primeras nupcias con Isabel de Aragón y Castilla (1495), en segundas nupcias con María de Aragón y Castilla (1500),  en 1495 sucedió en al trono a su primo Juan II, en su reinado se llevo a cabo el descubrimiento de la ruta Atlántica hacia las Indias por el cabo de Buena Esperanza y el descubrimiento de Brasil - Portal Fuenterrebollo

Expulsión de los judíos en Castilla y Aragón, durante el reinado de los Reyes Católicos, uno de los hechos más debatidos en la historia de España - Portal Fuenterrebollo

Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel 'III Duque de Alba' (1507 - 1582)  - Portal Fuenterrebollo

Fernando I de Habsburgo (1503-1564),  hijo de Felipe I 'El Hermoso' y Juana I de Castilla, hermano de Carlos V, Rey de Hungría y Bohemia (1526), Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico (a partir de 1558)- Portal Fuenterrebollo

Francisco Gómez de Sandoval Rojas y Borja 'I Duque de Lerma' (1553-1625)  -  Portal Fuenterrebollo

Gaspar de Guzmán y Pimentel 'Conde-Duque de Olivares' (1587-1645) - Portal Fuenterrebollo

Reinado de Isabel II, Gobiernos de la Unión Liberal (14 de julio de 1856 hasta 30 de septiembre de 1868) - Portal Fuenterrebollo

Gobiernos de Alfonso XIII (1902-1931) - Portal Fuenterrebollo