Elige Armas

Econometría
Historia Peseta
Madrid Antiguo
Escritura Jeroglífica
Palabras Olvidadas
Estados Pontificios
La Inquisición
Masonería

Egipto, Cuaderno I - Portal Fuenterrebollo

Egipto, Cuaderno III - Portal Fuenterrebollo

Escritura Jeroglifíca Egipto - Portal Fuenterrebollo

 

 

La Basílica de San Esteban (Szent István Bazilika) es el templo de culto cristiano más importante y grande de Budapest, una joya de la arquitectura neoclásica en Lipótváros que guarda la reliquia más venerada de Hungría, la Santa Diestra de San Esteban.

La Basílica es la Catedral de Budapest, en 1931 el papa Pío XI le otorgó el título de Basílica Menor, es también Archidiócesis Metropolitana compartida de Esztergom-Budapest. Junto con el Parlamento, son los dos edificios más altos de la ciudad, con 96 metros de altura, tiene una capacidad para 8.000 fieles.

Esta catedral neoclásica, tiene planta de cruz griega, diseñada originalmente por József Hild, y aunque las obras se iniciaron en 1851, la estructura no se completó hasta 1905, año en que fue consagrada. Las interrupciones se debieron en gran parte al fiasco de 1868, cuando la Cúpula se cayó durante una tormenta. El edificio tuvo que ser demolido y reconstruido de nuevo por el sucesor de Hild, el húngaro Miklós Ybl. Entre 1983-2003 estuvo de reformas.


La fachada de la Basílica de San Esteban está flanqueada por dos grandes campanarios, uno de los cuales contiene una campana que pesa 9,5 toneladas, sustituida por una saqueada por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Detrás de los campanarios se encuentra la Cúpula de 96 metros de altura, con estatuas de los cuatro evangelistas en sus nichos.


Fachada de la Basílica de San Esteban, en Szent István tér.


Detalle de la Fachada de la Basílica de San Esteban, en Szent István tér.

El Altar Mayor de la Basílica se encuentra presidido por la estatua de San Esteban, en mármol de carrara, con el permiso del Vaticano al ser un lugar destinado normalmente a Jesucristo. Los relieves de bronce y mosaicos representan escenas de la vida del rey.

En los Altares colaterales lucen dos pinturas: Cristo crucificado y San Esteban ofreciendo la corona húngara a la Virgen María.

Bajo la Cúpula se encuentran varias estatuas: Frente al púlpito, la estatua de San Gerardo con el niño San Emerico. San Gerardo fue Obispo y mano derecha de San Esteban al cristianizar a los paganos húngaros, así como maestro de Emerico, único hijo del rey Esteban, no llegó a heredar el trono húngaro al morir joven en una cacería.

Durante el reinado de Ladislao I (I. Szent László) se inició la canonización del Rey Esteban, el Príncipe Emerico y el Obispo Gerardo Sagredo. Se estableció la propiedad privada y Hungría, por primera vez desde su existencia, inició la conquista de otros países, anexionando Croacia y Dalmacia.

En 1192, el rey húngaro Béla III inició la canonización de Ladislao I, convirtiéndose en San Ladislao el 27 de junio de 1192. El matrimonio de Ladislao I con Adelaida de Rheinfelden tuvo como descendencia a la princesa Santa Piroska (1088-1134), emperatriz bizantina al casar con Juan II Comneno (hijo del emperador Alejo I Comneno, coemperador desde 1092), se convirtió a la confesión ortodoxa y adoptó el nombre de Irene. Fundó el Claustro Pantokrator, uno de los claustros principales de Bizancio.


El interior de la Basílica de San Esteban es bastante oscuro, a excepción de los mosaicos dorados de cúpula de Károly Lotz. Destaca la estatua del rey santo en el altar principal de Alajos Stróbl y, a la derecha, la pintura de San Esteban ofreciendo Hungría a la Virgen María, obra de Gyula Benczúr.


Interior de la Cúpula de la Basílica de San Esteban.
La Cúpula se cayó durante una tormenta en 1868 originando que la catedral se tuviera que demoler y reconstruir de nuevo por Miklós Ybl, sucesor del primer arquitecto József Hild. El hecho fue una de las mayores causas que hicieron que la catedral neoclásica fuera construida entre 1851-1905.


En la Basílica de San Esteban, tras al altar, a la izquierda, se encuentra la Capilla de la Santa Diestra (Szent Jobb Kápolna) que alberga la mano derecha momificada de San Esteban (la Santa Diestra o Santa Derecha), reliquia a la que se profesa gran devoción.

Los religiosos que cuidaban el sarcófago de San Esteban (muerto en 1038), ante los tiempos turbulentos del reino húngaro, decidieron sacar el cuerpo momificado de su tumba y esconderlo. Por entonces se atribuía a su mano derecha (conservada en un estado excelente) un poder milagroso, por lo que decidieron separarla de su cuerpo y guardarla en la Cámara del Tesoro. El guarda del Tesoro robó la reliquia y la escondió.

El rey Ladislao I decidió perdonar al guarda y fundó en la finca del Merkur la Abadía de la Santa Diestra (en Siniob, Rumania), convirtiéndose en un lugar de peregrinación durante siglos.

En el siglo XV la reliquia de San Esteban fue traslada a Székesfehérvár (residencia real en la Edad Media), durante la ocupación turca fue trasladada a Bosnia y más tarde a Raguza (Dubrovnik, Croacia).

La emperatriz María de Habsburgo logró recuperarla en 1771, llegando a Viena y después a Buda, guardándose en el Castillo de Buda.

Después de la Segunda Guerra Mundial, soldados americanos encontraron la Santa Diestra y joyas de la coronación de San Esteban en una cueva de Salzburgo, hallazgos guardados posteriormente en una caja fuerte de la Basílica.

En 1987 fue terminada y consagrada la Capilla de la Santa Diestra de la Basílica, pasando a ser el sitio definitivo donde se guarda la reliquia.


A la derecha, según se entra en la Basílica, un pequeño ascensor conduce al Tesoro (Kincstár) en la segunda planta: con incensarios, cálices, ciborios, indumentos y la custodia doble art déco.
Una gran parte del Tesoro dedicado al cardenal Mindszenty (ropas, máscara mortuoria y objetos de devoción). El cardenal József Mindszenty (1892-1975), octogésimo tercer arzobispo de Esztergom, fue perseguido por el estado comunista húngaro por denunciar los atropellos cometidos contra civiles y religiosos.
Después de subir unas escaleras por dentro de la Cúpula, se llega al mirador de la Torre sur, desde donde se pueden admirar unas vistas fantásticas de Budapest.


En la represalia comunista se pretendía escenificar la igualdad de poderes. En el Parlamento húngaro se colocó una estrella roja para manifestar la superioridad soviética. La historia húngara durante el comunismo se percibe en algunas construcciones, para ver las estatuas y monumentos conmemorativos de la era comunista solo hay que visitar Memento Park, al sur de Buda.
La Casa del Terror de la Avenida Andrássy, equipara comunismo y nazismo, reflejando el horror que vivió la población húngara zcon ambos regímenes.
Aunque el cardenal József Mindszenty falleció en 1975, en la Basílica de San Esteban aparece crucificado sobre una hoz y un martillo, en una alambrada de espinos.


Vista del Palacio Real (Castillo de Buda) desde la Torre sur de la Basílica de San Esteban.


Panorámica del Parlamento húngaro desde la Torre sur de la Basílica de San Esteban.


Vista desde la Cúpula de la Basílica: De frente la rue Zrínyíu que da al Puente de las Cadenas Széchenyí.
Basílica de San Esteban, entrre Bajcsy-Zsillinszky út y Antall József rkp.