Elige Armas

Econometría
Historia Peseta
Madrid Antiguo
Escritura Jeroglífica
Palabras Olvidadas
Estados Pontificios
La Inquisición
Masonería

Egipto, Cuaderno I - Portal Fuenterrebollo

Egipto, Cuaderno III - Portal Fuenterrebollo

Escritura Jeroglifíca Egipto - Portal Fuenterrebollo

 

 

Óbuda (Antigua Buda) es un barrio que se sitúa al noreste de Buda. A finales del siglo I, los romanos fundaron allí Aquincum, plaza militar y asentamiento civil que se convirtió en el año 106 en sede de la provincia de Panonia Inferior.

Cuando llegaron los magiares después del año 900, la denominaron Buda, que se transformó en Óbuda al levantarse el Palacio Real en la Colina del Castillo y convertirse en centro real.

Al oeste de Óbuda se hallan las Colinas de Buda (Budai-hegység), con cimas de más de 500 metros. La Colina más conocida es János-Hegy, el Monte Juan, que se alza a 433 metros sobre el nivel del mar.

La Colina del Castillo (Várhegy) o Distrito del Castillo (Várnegyed) es una meseta caliza de 1 km de longitud, que se alza 170 metros sobre el Danubio. Declarado Patrimonio Mundial, atesora los Monumentos medievales y Museos más importantes de Budapest.

El recinto amurallado se divide en dos partes: Al norte, el casco antiguo, donde vivía la plebe en la Edad Media (los actuales propietarios se alejan mucho de la plebe). Al sur, el Palacio Real, primitivo emplazamiento del Castillo construido en el siglo XIII, que actualmente alberga dos importantes Museos.

La estrecha zona comprendida entre la Colina del Castillo y el Danubio, denominada Viziváros (Ciudad del Agua), se va ensanchando a medida que se aproxima a Óbuda por el norte y a Rózsadomb (Colina de la Rosa) por el noroeste, extendiéndose por el oeste hasta Széll Kálmán tér. En la Edad Media acogía a los comerciantes, artesanos y pescadores. Durante la dominación otomana muchas Iglesias se convirtieron en Mezquitas; también se construyeron casas de baños, como los baños Király.


Vista nocturna de la fachada del Castillo de Buda (Palacio Real) desde el río Danubio.
El enorme Palacio Real ha sido arrasado y reconstruido al menos seis veces en los últimos siete siglos. El rey húngaro Béla IV, a mediados del siglo XIII, estableció una residencia real, y los reyes posteriores se dedicaron a ampliarla. El Palacio fue destruido en 1686 en la batalla para expulsar a los otomanos. Fue reconstruido por los Habsburgo, aunque pasaron poco tiempo en él. Tiene dos entradas: La Escalinata de los Habsburgo, que cruza la ornamentada puerta de 1903. La otra pasa por la Puerta de Corvino, con un cuervo negro en memoria del rey Matías Corvino. Por cualquiera de ellas se llegan a los Museos.


Vista nocturna de la fachada del majestuoso Castillo de Buda, en la loma donde se fundó la ciudad de Buda, a cuarenta y ocho metros de altura sobre el río Danubio.


Vista nocturna del Puente de las Cadenas sobre el río Danubio.
El Puente de las Cadenas( Széchenyi lánchíd) de dos torres idénticas es el más antiguo que cruza el Danubio. Fue bautizado en honor de su promotor, el conde István Széchenyi, aunque fue construido por el ingeniero escocés Adam Clark. Al inaugurarse el 20 de noviembre de 1849, el Puente de las Cadenas Széchenyi era único por dos razones: Ser el primer enlace permanente entre Buda y Pest y porque la aristocracia tenia que pagar tributo al cruzarlo (hasta entonces se encontraba exenta).
El ejército alemán al final de la Segunda Guerra Mundial dinamitó el Puente de las Cadenas, junto con los otros cuatro de la ciudad, en su retirada ante el Asedio de Budapest por las tropas soviéticas. El Puente reconstruido fue inaugurado el 21 de noviembre de 1949.

BASTIÓN DE LOS PESCADORES


Panorámica del Bastión de los Pescadores desde la otra orilla del río Danubio.
El Monumento al Bastión de los Pescadores, construido como Mirador en 1905 por Frigyes Schulek, arquitecto de la Iglesia de Matías, es una farsa neogótica con apariencia medieval que ofrece unas vistas preciosas de Budapest. El nombre del Bastión proviene del gremio de pescadores que era responsable de la defensa de este tramo de muralla del Castillo.


La Iglesia de Matías es la Iglesia católica más importante de Budapest, se levanta en el corazón de la Colina del Castillo (Várhegy) o Distrito del Castillo (Várnegyed).
La Iglesia se llama así porque el rey Matías Corvino (Hunyadi Mátyás) ese casó en ella en 1474 con Beatriz de Aragón (Aragóniai Beatrix), hija Fernando I o Ferrante I de Nápoles. Partes de la Iglesia se remontan a unos 500 años atrás, en particular los bajorrelieves de la Portada Sur (Portal de María). En esencia es una creación neogótica de 1896, obra del arquitecto Frigyes Schulek.


La Iglesia de Matías luce con coloridas tejas de porcelana de Zsolnay. El interior alberga ventaqnas con vitrales, frescos y pinturas murales de los pintores románticos Károly Lotz y Bertalan Székely. La Iglesia acogió en 1867 la misa de la coronación húngara de Francisco José I de Austria e Isabel de Baviera (Sissi).
En la esquina suroeste, una escalera conduce al Oratorio Real y la Colección de Arte Eclesiástico.


El Bastión de los Pescadores es un Mirador situado en la colina de Buda, en la orilla oeste del Danubio. Desde su cima se puede contemplar Pest en todo su esplendor.
El nombre del Bastión proviene del gremio de pescadores responsable de la defensa de este tramo de muralla del Castillo de Buda.
La construcción del Bastión de los Pescadores finalizó en 1902, tras casi dos décadas de obras. Sus siete torres conmemoran a las siete tribus fundadoras Hungría.
En la fortaleza se encuentra una estatua ecuestre de Esteban I, rey cristiano coronado el día de Navidad del año 1000. Con él, Hungría había nacido como reino y como nación.


Estatua ecuestre de Esteban I (Szent István), el estado húngaro que él estableció es más antiguo que Inglaterra.
Su figura es empleada por los reyes húngaros como referente de carácter político y, posteriormente, por el movimiento nacionalista de Hungría desde el siglo XIX.


Esteban I fue canonizado en 1083 por el papa Gregorio VII a petición del rey húngaro San Ladislao I. En su memoria se levantó la Basílica de San Esteban, donde se conserva su mano derecha como reliquia.


Esteban I (Szent István) es coronado rey cristiano el día de Navidad del año 1000. San Anastasio actuó como enviado del Papa Silvestre II, celebró la ceremonia en la ciudad de Székesfehérvár e impusó la corona enviada por el Papa. Coronado como Rex Pannoniarum (Rey de los panonios), después sería coronado como Rex Ungarorum (Rey de los húngaros).


El rey húngaro Esteban I casó con Gisela de Baviera (bajorországi Gizella), hermana menor de San Enrique II del Sacro Imperio Romano Germánico. Tuvieron un único hijo, llamado Emérico, que murió en 1031, canonizado junto a su padre.


Esteban I organizó el reino húngaro en comarcas (megye), tomando como patrón la distribución del Sacro Imperio Romano Germánico. En el gobierno de cada comarca colocó la figura del ispán, elegido por el propio rey.


Estatua ecuestre del rey húngaro Esteban I en el corazón del Bastión de los Pescadores. En su entorno, se sitúan siete torres representando las siete tribus fundadoras del Imperio Magyar.
En el Monumento, vigilado por cuatro leones y cuatro ángeles, se levanta la estatua ecuestre sobre un altar de mármol donde se reflejan los momentos más significativos de la época. La escultura de bronce, obra de Alajos Stróbl, presenta a San Esteban con el manto de su coronación, tocado con la santa corona, y portando en la mano la cruz que simboliza la conversión de Hungría al cristianismo.


Estatua ecuestre del rey húngaro Esteban I en el corazón del Bastión de los Pescadores. En su entorno, se sitúan siete torres representando las siete tribus fundadoras del Imperio Magyar.
En el Monumento, vigilado por cuatro leones y cuatro ángeles, se levanta la estatua ecuestre sobre un altar de mármol donde se reflejan los momentos más significativos de la época. La escultura de bronce, obra de Alajos Stróbl, presenta a San Esteban con el manto de su coronación, tocado con la santa corona, y portando en la mano la cruz que simboliza la conversión de Hungría al cristianismo.

CASTILLO DE BUDA


El Castillo de Buda (o Palacio Real) es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad de Budapest.
El Castillo de Buda se alza a cuarenta y ocho metros de altura sobre el Danubio, situado en la loma donde se fundó la ciudad de Buda. Los cimientos del Castillo se construyeron en el siglo XIII y tras numerosas reconstrucciones y ampliaciones, la más importantes en la década de los cincuenta, dio como resultado el majestuoso Castillo. Actualmente alberga el Museo Historia de Budapest, la Biblioteca Nacional y la Galería Nacional.


Estatua ecuestre del Duque Eugenio de Saboya, liberador de Buda del poder otomano en 1686.
Un ejército imperial bajo el mando de Eugenio de Saboya, eliminó el último reducto en Hungría del ejército otomano del Sultán Mustafa II en la Batalla de Zenta (1697).


Estatua ecuestre del Duque Eugenio de Saboya, liberador de Buda del poder otomano en 1686.

El Castillo de Buda fue construido durante el reinado de Béla IV (1235-1270), después de la invasión de los mongoles, con el objetivo de defender la ciudadela de posibles nuevos ataques. La fortaleza original, de estilo gótico, se terminó de construir en 1424, bajo el mandato de Segismundo de Luxemburgo (Luxemburgi Zsigmond), emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

Matías Corvino (Hunyadi Mátyás), trigésimocuarto rey húngaro, transformó el Castillo en un Palacio renacentista, hizo modificaciones y ampliaciones. Después quedó bajo dominio turco durante ciento cincuenta años. Cuando los turcos abandonaron Hungría, el Palacio se encontraba casi en ruinas y quedó abandonado. Los Habsburgo construyeron en las inmediaciones un Palacio más pequeño. Durante el reinado de María Teresa I de Austria, último descendiente de los Habsburgo, el Palacio se amplió a 203 salas en 1749. En el siglo XIX, fue nuevamente remodelado por el arquitecto húngaro Miklós Ybl.

Durante el bombardeo de Budapest, en la Segunda Guerra Mundial, el Palacio sufrió grandes daños. En 1950 fue completamente restaurado. Actualmente, el Castillo de Buda alberga a la Galería Nacional de Hungría, el Museo de Historia de Budapest, y la Biblioteca Nacional Széchenyi.


Panorámica del Castillo de Buda.


Panorámica del Castillo de Buda.


Puente de las Cadenas, desde el Castillo de Buda.

CIUDADELA Y MONUMENTO A LA INDEPENDENCIA

La Ciudadela es el punto más alto de Budapest, una fortaleza que corona la Colina Gellért (Gellért-hegy), construida por los Habsburgo después de la Guerra de Independencia de 1848-1849 para defender la ciudad de otras insurrecciones. Cuando se finalizó, dos años más tarde, la situación política había cambiado y la Ciudadela carecía de sentido.

Actualmente la fortaleza alberga cañones y algunos elementos en el patio central, el Museo de Cera del Búnker de 1944.

Al este de la Ciudadela se encuentra el Monumento a la Independencia (Szabadság Szobor), una dama que proclama la libertad a la ciudad, erigida e 1947 como homenaje a los soldados soviéticos que murieron liberando Budapest en 1945. En 1992 se retiraron los nombres y las estatuas de los soldados caídos.


La Ciudadela de Budapest es una fortaleza que se ubica dentro del Monte Gellért. En la zona se puede disfrutar de bellos paisajes, contemplar unas vistas inigualables de la ciudad, visitar su fortaleza y conocer el interior de un búnker de la Segunda Guerra Mundial.


Al este de la Ciudadela se encuentra el Monumento a la Independencia (Szabadság Szobor), una dama que proclama la libertad a la ciudad, erigida e 1947 como homenaje a los soldados soviéticos que murieron liberando Budapest en 1945.
La estatua de bronce, de 14 metros de altura, que sostiene una hoja de palmera, se levanta sobre un pedestal de 26 metros. Alrededor de la base dos estatuas más pequeñas. El Monumento de la Independencia original, diseñado por Zsigmond Kisfaludi, tenía dos estatuas más, que se retiraron del lugar en 1992 y se trasladaron a Memento Park.


Vista panorámica de la ciudad de Budapest desde el Monte Gellért, Puente de Elisabeth, Puente de las Cadenas y Puente Margarita.

El Puente Elisabeth (Erzsébet Hid) es uno los tres puentes más célebres de Budapest, junto con el Puente de las Cadenas y el Puente de La Libertad.

El Erzsébet Hid tiene 380 metros de largo, se inauguró en 1903, cinco años después del asesinato de la emperatriz Elisabeth (Isabel Amalia Eugenia, más conocida como Sissi), tomó su nombre a petición de los budapestinos que solicitaron que fuera nombrado en honor a su amada reina, fue el único puente que no fue reconstruido en su forma original tras la Segunda Guerra Mundial.

A mediados de la década de 1960 se inauguró el nuevo puente, denominado Puente de Sissi, que con sus líneas modernas destaca entre el clasicismo de los edificios históricos del centro de Budapest.


Vista panorámica desde el Monte Gellért: Castillo de Buda, Puente de las Cadenas y Puente Margarita.


Vista de Buda y Pest desde el Monte Gellért: Puente de las Cadenas, Parlamento y Puente Margarita.


Panorámica del Castillo de Buda desde el Monte Gellért.


Vista nocturna de la fachada del Castillo de Buda desde el río Danubio.