Grabadores - Ensayadores - Juez de Balanza

En cada moneda se distingue la Ceca (lugar de acuñación), las siglas del Grabador, las siglas de los Ensayadores y las del Juez de Balanza.

La historia del arte de grabar monedas y medallas es profunda e interesante.
El grabador en hueco es propiamente un escultor de bajorrelieves en miniatura.
Tiene que grabarlos en hueco, sobre matrices de acero que por presión forman monedas o medallas, sobre oro, plata o bronce.
Es una operación muy dificultosa, ya que el artista debe realizarlo al revés.

Los Ensayadores eran artesanos responsables de la Ley (pureza) y peso del metal.
En algunos casos, ya entrado el siglo XIX, también se incluía las iniciales del responsable de la balanza (Juez de Balanza).

Las iniciales del Grabador aparecen en el anverso de las monedas.
En el reverso de la moneda, a ambos lados del valor, se sitúan las iniciales del primer apellido de los Ensayadores y del Juez de Balanza.

GRABADORES DE LA CASA DE LA MONEDA

Tomás Francisco Prieto (1716 - 1782)
Recibió su formación del grabador siciliano Lorenzo de Monteman y Cusens.
Desde 1748 fue 'Grabador Principal de la Casa de Moneda de Madrid'.
Cuando en 1752 se estableció la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, se incluyeron entre las disciplinas tradicionales (Pintura, Escultura y Arquitectura) las de Grabado de láminas de monedas y medallas. Tomás Francisco Prieto fue nombrado 'Director de Estudios de Grabado en Hueco'.
Posteriormente tendría otros nombramientos, 'Grabador de sellos de S. M.' en 1754 y 'Grabador General de la Casa de la Moneda' en 1761.

El reconocido prestigio que tenia en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en 1763 le permitió intervenir (con Felipe de Castro, Antonio González Ruiz, Juan Bernabé Palomino y Ventura Rodríguez) en la aprobación del proyecto de estatutos de la Academia de San Carlos de Valencia.

En 1771 el Rey, mediante el Secretario de Hacienda don Miguel Muzquíz, comunicó a Tomás Francisco Prieto la decisión de establecer una Escuela de Grabado (dotada de cuatro plazas) bajo su dirección, para formar grabadores con destino a las Casas de Moneda de España e Indias, y proponiendo a Joaquín Esquivel, Pedro González de Sepúlveda y Rafael Querol para las tres primeras plazas, dejando la última plaza a su elección.
Prieto, por su parte, propuso a Antonio Villegas, a su hijo Jerónimo Prieto (con 15 años) y a su discípulo Francisco Leopar.

Señalar que en el reinado de Carlos III se consiguió un extraordinario grado de perfección en el diseño y grabado de monedas.
El grado de perfección solamente es superado por las monedas de Isabel II y Alfonso XIII, con grandes grabadores (Mariano González de Sepúlveda, Remigio Vega, Luis Marchioni y Bartolomé Maura).

 

Escuela de Grabado
Gerónimo Antonio Gil (primer discípulo de Prieto) es nombrado Académico de Mérito de la Real Academia de San Fernando, cuando grabó láminas reproduciendo las medallas de Prieto.
La medalla conmemorativa del Montepío de Cosecheros de Málaga le reporta el puesto de 'Grabador Principal de la Casa de la Moneda de México'.

Cuando la Escuela de Grabado de la Casa de la Moneda de México se transformó en la 'Academia de Nobles Artes de San Carlos' se nombra Director General a Gerónimo Antonio Gil, desempeñando el cargo hasta su muerte.

A la muerte de Gil solicitan el puesto vacante sus hijos Bernardo y Grabiel, sus pretensiones fueron desestimadas.
Antonio Cervantes fue nombrado Grabador Principal de la Casa de la Moneda de México y Francisco Gordillo (procedente de la Casa de la Moneda de Madrid) fue nombrado su Ayudante.

Grabadores en Hueco de la Casa de Moneda de México:

  • Alexo Madero
  • Gerónimo Antonio Gil
  • Tomás Suría
  • José Esteve
  • J. Ignacio Gordillo
  • Francisco Gordillo
  • José Ignacio Bacerot
  • Manuel López
  • Antonio Cervantes
  • Bruno Gómez
  • José Molina y Garrido
  • Bernardo Gil
  • Gabriel Gil
  • Echeverría
  • Cerda

Pedro González de Sepúlveda (1744-1815) fue el segundo discípulo destacado de Tomás Francisco Prieto.
Siendo su maestro Grabador General, es nombrado 'Oficial Mayor del Grabador General de la Casa de la Moneda de Madrid'.
Pocos años después pasó a ocupar el cargo de 'Grabador Principal de la Casa de la Moneda de Segovia', donde permaneció hasta 1774 en que regresó a Madrid como 'Segundo Grabador General'.
A la muerte de Prieto, fue nombrado 'Grabador General de las Casas de Moneda de España e Indias', 'Grabador de Cámara y Director del Grabado en Hueco de la Academia de San Fernando'.
En su obra destacan los numerosos sellos que realizó para la Casa Real, Grandes de España, Tribunales e Iglesia.

Cuando Pedro González de Sepúlveda era 'Grabador General de las Casas de Moneda de España e Indias', Joaquín Esquivel (discípulo de Prieto) ocupó el cargo de 'Segundo Grabador General'.
Para los puestos de primero, segundo, tercero y cuarto discípulos de la Escuela de Grabado fueron designados Martín Gutiérrez, Francisco Pérez, Pío Vallerna y Francisco Pardo. Finalmente, se agregó a Carlos Prieto para que continuara la profesión de su padre.

Entre la descendencia de Pedro González de Sepúlveda destacó como Grabador de Mérito su hijo Mariano González de Sepúlveda que se formó al lado de su padre en la Escuela de Grabado de la Casa de la Moneda y en la Academia de San Fernando, de la que obtuvo una pensión para estudiar con el grabador suizo Jean Pierre Droz en la Casa de la Moneda de París - (El ingeniero Jean Pierre Droz perfeccionó la 'prensa de volante' incorporando la virola partida, de esta forma, con un sólo golpe se imprimían anverso, reverso y canto).

Cuando Mariano González de Sepúlveda fue instruido en el grabado, manejo y funcionamiento de la prensa de volante para acuñar monedas, regresó a Madrid en 1803 siendo nombrado 'Segundo Grabador General', 'Grabador Honorario de Cámara' y 'Director del Real Departamento de Grabado y Máquinas'.

En 1804, durante el reinado de Carlos IV, se creó el 'Departamento de Grabado y Construcción de Máquinas para la Moneda' bajo la dirección de los 'Grabadores Generales' Pedro y Mariano González de Sepúlveda.
El Departamento de Grabado disponía de la 'prensa de volante' y demás maquinaria diseñada por el ingeniero Jean Pierre Droz para la acuñación de moneda y multiplicación de troqueles.
Añadía a las enseñanzas, el conocimiento de las operaciones de forja, de grabado de troqueles y de la maquinaria empleada en el proceso de acuñación.
¨ En el Departamento de Grabado había tres clases de discípulos:

La primera clase incluía: Los Grabadores Generales de las Casas de Moneda de España. Los Grabadores Principales de las Casas de Moneda de Indias.
La segunda clase: Los Talladores de las Casas de Moneda de España.
La tercera clase: Los Talladores de las Casas de Moneda de Indias.

En el Gobierno de José Bonaparte, padre e hijo, Pedro y Mariano González de Sepúlveda continuaron ocupando sus cargos en la Casa de la Moneda de Madrid.

En el reinado de Fernando VII fueron destituidos y reemplazados por el grabador Félix Sagau.

Muerto Pedro González de Sepúlveda, su hijo Mariano después de cumplir unos años de destierro en Barcelona, en 1824 regresó a Madrid con el cargo de 'Grabador General y Director del Departamento de Grabado' de la Casa de la Moneda.
En 1833, por primera vez, se encarga de poner en funcionamiento 'la prensa de volante' traída de París para el Departamento de Grabado en 1803. Se acuño una moneda de Fernando VII de veinte reales con el canto labrado con la inscripción: "Dios es el Rey de los Reyes".
Mariano González de Sepúlveda se encargó de grabar punzones y matrices de la moneda de Isabel II, las medallas de premio de la Exposición de 1831, entre otras.

ENSAYADORES: CARLOS III

El monarca Carlos III, en 1770 ordenó secretamente que la ley de las monedas se redujera en un 5 por ciento, por lo que las monedas de busto son de menor ley que las monedas de cordón.

Por Real Decreto de 18 de marzo de 1771, el rey Carlos III ordenaba que, desde enero de 1772, todas las monedas acuñadas debían mostrar su retrato.

En la Ceca de Potosí, el retrato de Carlos III no se introdujo hasta 1773, las monedas se comenzaban a acuñar en generosos cospeles.
Esta particularidad da pie para que las monedas (de tipo busto) acuñadas la Ceca de Potosí sean consideradas como las monedas de mejor calidad acuñadas en América.

Debido a que Carlos III murió el 14 de diciembre de 1788, es comprensible que en 1789 se acuñaron monedas póstumas a su nombre y al de su hijo, el rey Carlos IV, ambas con el busto del monarca fallecido.
Particularmente, en la Ceca de Potosí hasta finales de 1790, se acuñaron monedas de Carlos IV con el retrato de su padre, el rey Carlos III.

Ceca de Guatemala

  • M : Manuel Eusebio Sánchez
  • P : Pedro Sánchez de Guzmán

Ceca de Lima (Perú)

  • M J : Manuel Iglesia Abarca y Joaquín Negrón.
  • I J : Ignacio Zenón de Gálvez y Juan Martínez de Roxas.

Ceca de Santiago (Chile)

  • D A : Domingo de Eyzaguirre y Agustin de Infante y Prado

ENSAYADORES: CARLOS IV

Ceca de Guatemala

  • M : Manuel Eusebio Sánchez

Ceca de Lima (Perú)

  • I J : Ignacio Zenón de Gálvez y Juan Martínez de Roxas.

Ceca de Potosí

  • P R : Pedro Narciso de Mazondo y Raimundo de Yturriaga
  • P J : Pedro Prudencio de Esquerrenea y Juan Palomo y Sierra

Ceca de Santiago (Chile)

  • F J Francisco : Rodriguez Brochero y Juan Maria de Bobadilla

ENSAYADORES: FERNANDO VII

Ceca de Guatemala

  • M : Manuel Eusebio Sánchez

Ceca de Lima (Perú)

  • J P : Juan Martínez de Roxas y Pablo Cano Melgarejo

Ceca de Méjico

  • H J : Henrique Buenaventura Azorín y Joaquín Dávila Madrid

Ceca de Popayán (Colombia)

  • J F : Francisco Fernández de las Cajigas - desconocido
  • J F : José Antonio Rodríguez y Francisco Rodríguez

Ceca de Potosí

  • J : José Antonio de la Sierra
  • J L : Juan Antonio de la Sierra y otro
  • P R : Pedro Narciso de Mazondo y Raimundo de Yturriaga
  • P J : Pedro Prudencio de Esquerrenea y Juan Palomo Sierra

Ceca de Santiago (Chile)

  • F J : Francisco - Rodriguez Brochero y Juan Maria de Bobadilla

GRABADORES. ENSAYADORES: ISABEL II

Los primeros años del reinado de Isabel II, en numismática, son una continuación del reinado de Fernando VII.
Se acuñan monedas en plata, con ley de 900 milésimas, de 1, 2, 4, 10 y 20 reales de vellón. Con la equivalencia (Real de a ocho = 20 reales de vellón).
En las monedas de oro, se mantiene el sistema del doblón de 80 reales de vellón de 900 milésimas ( 2 escudos de oro = 80 reales de vellón).
Entre las monedas de cobre se acuñaron 1, 2, 4, y 8 maravedís

Por Real Decreto de 15 de abril de 1848, siendo Ministro de Hacienda Don Manuel Beltrán de Lis, se estableció un sistema monetario decimal.
Con el nuevo sistema de base decimal, las monedas de oro eran de 20, 40 y 100 reales. La equivalencia:

  • 20 Reales - 2 Escudos - 1 Peso (oro)
  • 40 Reales - 4 Escudos - 2 Pesos (oro)
  • 80 Reales - Soberano - Doblón de 100 reales (oro)

Las monedas de plata, con ley de 900 milésimas, eran de 1, 2, 4, 10 y 20 reales.
Las monedas de cobre tenían el sistema de las décimas de real, labrándose monedas de media décima, décima, doble décima y cinco décimas o medio real.

En 1854 se adoptó el sistema de céntimos de real, con la equivalencia
(1 maravedí = 3 céntimos de real). Con el nuevo sistema desaparecía la contabilidad en maravedís que venía llevándose en Castilla desde la Edad Media. Con tal motivo, se labraron monedas de 5 céntimos de real, 10 céntimos de real y 25 céntimos de real.

El Real Decreto de 26 de junio de 1864, siendo Ministro de Hacienda Don Pedro de Salaverría, se promulgó la ley monetaria aprobada por las Cortes, estableciendo el 'escudo de plata', equivalente a 10 reales, como unidad monetaria en todos los dominios de España.
Se acuñaron piezas en oro de 2, 4 y 10 escudos, con ley de 900 milésimas.
Piezas de 1 y 2 escudos de plata con ley de 900 milésimas, así como monedas de 10, 20 y 40 céntimos de escudo con ley de 810 milésimas.
Monedas en cobre de 1/2, 1, 2 1/2 y 5 céntimos de escudo, con una composición (95% de cobre, 4% de estaño, 1% de cinc).

Como marca de taller aparecen las siglas (OM), correspondientes a 'Oeschger Mesdach & Co' de Barcelona, empresa privada encargada de la acuñación

En el anverso de las monedas, el Grabador incorpora sus siglas. Entre los Grabadores:

  • Luis Marchionni, con las iniciales L.M.
  • Mariano González de Sepúlveda
  • Remigio Vega, con las iniciales R.V.

En el reverso de las monedas, a partir de 1834, a ambos lados del valor, se encuentran las iniciales del primer apellido de los Ensayadores.
Las marcas de los Ensayadores quedan omitidas en 1850, también las del Departamento de grabado, acuñándose las monedas con estrellas.

Ceca de Madrid - Ensayadores

  • C. L. : José Luis Castroviejo - Eugenio Lara (1836 - 1851)
  • C. R. : José Luis Castroviejo - Francisco Rodríguez (1834 - 1837)
  • D. G. : José Duro Garcés para el Real Departamento de Grabado ( 1833, 1834, 1840, 1842, 1847, 1848 y 1850)
  • N. C. : Antonio Rafael Narváez - José Luis Castroviejo ( 1834 )

Ceca de Barcelona - Ensayadores

  • S. M. : Simeón Solá i Roca - Francisco Miró ( 1850)
  • P. S. : Francisco Paradaltas - Simeón Solá i Roca ( 1836 - 1841, 1843 - 1848)

Ceca de Sevilla - Ensayadores

  • R. D. : Benito de Rojas - Vicente Delgado ( 1838 - 1852 )
  • D. R. : Joaquín Delgado Díaz - Benito de Rojas ( 1835 - 1836 )
  • R. D. : Benito de Rojas - Joaquín Delgado Díaz ( 1835 )

GRABADOR. ENSAYADORES Y JUEZ DE BALANZA:
GOBIERNO PROVISIONAL - I REPÚBLICA

El Gobierno Provisional, constituido durante el destronamiento de Isabel II, desde el 30 de septiembre de 1868 al 16 de noviembre de 1870.
La I República comienza el 1 de febrero de 1873 y termina el 3 de enero de 1874. Durante este período fueron presidentes: Estanislao Figueras Moragas, Francisco Pi y Margall, Nicolás Salmerón y Alonso, y Emilio Castelar y Ripoll.

El 19 de octubre de 1868, el Gobierno Provisional, incorpora un nuevo sistema basado en los acuerdos monetarios de Constitución de la Unión Monetaria Latina (23 de diciembre de 1865).
En el nuevo sistema, la peseta se convierte en la unidad monetaria.

La peseta se divide en 100 céntimos y se acuñaron piezas de 1, 2, 5 y 10 céntimos, cuyo peso en gramos viene reflejado por la misma numeración. Estas monedas, con una aleación (95% de cobre, 4% de estaño, 1% de zinc), fueron labradas en Barcelona por la empresa privada Oeschger Mesdach & Cía, cuyas iniciales (OM) aparecen en el reverso de las monedas (debajo del león con escudo)

Se labraron también piezas de plata de 20 céntimos, 50 céntimos, 1 peseta y 2 pesetas, todas ellas con ley de 835 milésimas y un peso, respectivamente, 1, 2'50, 5 y 10 gramos.

Se acuñan piezas de 5 pesetas de plata, de 25 gramos de peso, con ley de 900 milésimas, conteniendo expresión de valor, peso y ley, e iniciales de los monederos.

En oro sólo se acuñaron monedas de 100 pesetas, con un peso de 32'25 gramos, con ley de 900 milésimas.
Solamente se conocen 12 ejemplares de esta moneda, con el anverso revolucionario, mientras que el reverso es monárquico. El precio actual de estos ejemplares oscila ente 20.000.000 - 30.000.000 de pesetas.
De esta moneda, se conocen dos ejemplares en cobre.

En el anverso de las monedas, el Grabador incorpora sus siglas.

  • Grabador Luis Marchionni, con las iniciales L.M.

En el reverso de las monedas, a ambos lados del valor, se encuentran las iniciales del primer apellido de los Ensayadores y del Juez de Balanza.

  • S. N. .M.: Donato Álvarez Santullano, Rafael Narváez - Ángel Mendoza Ordóñez.
  • D. E. .M.: Eduardo Díaz Pimienta, Julio de Escosura Tablares - Ángel Mendoza Ordóñez.
  • S. D. .M.: Donato Álvarez Santullano, Eduardo Díaz Pimienta - Ángel Mendoza Ordóñez.

REVOLUCIÓN CANTONAL (1873 - 1874)

Amadeo I renunció a la Corona el 11 de febrero de 1873. El mismo día de la abdicación del rey, las Cortes proclamaban la I República.
Para salvar el vació de poder y, agotada la vía monárquica, las Cortes españolas, constituidas en Asamblea Nacional (reunión conjunta del Congreso y del Senado), proclamaban la República como única alternativa.
Asumían así unas funciones que no les otorgaba la Constitución.
Nacía la República de unas Cortes con minoría republicana.
En los once meses que duró la Iª República, la situación política fue confusa e inestable debido a múltiples problemas: coloniales, carlistas, la retirada de apoyo de los radicales (intentaron incluso en dos ocasiones un golpe de Estado), la rebelión cantonal, etc.

Los republicanos se encontraban divididos entre unitarios y federales.
Entre los republicanos federales existía una facción moderada que defendía la vía parlamentaria y una facción intransigente que defendía la insurrección.

La Asamblea Nacional nombró un poder ejecutivo presidido por el republicano Estanislao Figueras Moragas, unitario, quien nombró un gobierno de coalición con los radicales. Ya en los primeros días surgieron levantamientos campesinos y revueltas organizadas por los intransigentes, así como el primer intento de golpe de Estado de los radicales, por miedo a la instauración de una 'República Federal'.
El segundo intento de golpe de Estado, sofocado, fue cuando ya se habían convocado elecciones a Cortes Constituyentes. En las elecciones de Mayo de 1873, los republicanos federales obtuvieron una cómoda mayoría. No obstante, la abstención fue muy elevada.
Las nuevas Cortes Constituyentes proclamaron la 'República Federal' y eligieron como segundo presidente de la República a Francisco Pi y Margall.
Una comisión de las Cortes se encargó de redactar un proyecto de Constitución.

La Constitución de 1873 no llegó a entrar en vigor. Establecía una estructura federal compuesta por 17 Estados, incluidos Cuba y Puerto Rico.
Dentro de cada Estado, los municipios se convertían en verdaderas células del país, con su propia Constitución Local y su división de poderes.
La misma división se repetía en la estructura del Estado: legislativo, ejercido por las dos Cámaras, ambas de elección directa; ejecutivo, ejercido por el gobierno, y judicial.
El Presidente de la República tenía el llamado poder de relación entre los Estados Confederados.
La Constitución incluía una amplia declaración de derechos y la afirmación taxativa de Estado laico, sin ningún trato preferencial hacia la Iglesia Católica.

Fue una etapa de agitaciones sociales y en las que el carlismo aprovecho la situación caótica del país y avanzó en sus posiciones.
El principal problema fue el 'CANTONALISMO', promovido por los 'intransigentes', con el objetivo de promover pequeñas unidades independientes (cantones) que establecerían acuerdos libres entre ellos para formar un Estado Federal, es decir, "de abajo a arriba".

En julio de 1873 se sublevan en Cartagena, haciéndose con el control de la flota y el arsenal. El 12 de julio de 1873 la ciudad de Cartagena se proclamó 'Cantón Independiente'.
Rápidamente se extendió la proclamación de cantones, dirigidos por Juntas revolucionarias, por Levante y Andalucía, Ávila y Salamanca.
Ante esta situación, no pudiendo controlar los resortes del poder, el presidente de la República Francisco Pi y Margall dimitió.

El Cantón Independiente de Cartagena, con el apoyo de las fuerzas militares de la zona, y un gran número de fragatas de su base naval, pudo resistir los ataques del ejercito de la Primera República hasta enero de 1874.

Desde julio de 1873 hasta enero de 1874, se acuño moneda para sufragar y sostener los gastos que originaba la revolución.
Se decreto una amnistía, para numismáticos falsarios que cumplían condena en el penal de Cartagena, con la condición de que contribuyeran a la elaboración de los cuños y la acuñación de las piezas.
La plata que se obtenía, procedente de las minas de Mazarrón, así como de objetos de plata que se podía incautar, era fundida y preparada para la acuñación.

Las monedas se acuñaron en el Arsenal de Cartagena, utilizándose las máquinas de estampación para útiles de barcos.
La ley se elevó a 925 milésimas (25 milésimas más que las monedas oficiales), y los cospeles tenían mayor dimensión que los normales del mismo valor facial.
Se acuñaron dos piezas de plata: la moneda de cinco pesetas (el duro) y la moneda de diez reales (medio duro). Las monedas no llevaban figura alguna.
El peso de la moneda de 5 pesetas (el duro) se encontraba entre 26-28 gramos, frente a los 25 gramos oficiales de la pieza.
El peso de la moneda de 10 reales (medio duro) se encontraba entre 13-14 gramos.

GRABADOR. ENSAYADORES Y JUEZ DE BALANZA: AMADEO I

Las Cortes Constituyentes de 1868, proclamaron Rey de España a Amadeo de Saboya, con el nombre de Amadeo I, el 6 de noviembre de 1870, hijo de Víctor Manuel II de Italia.
Amadeo I abdicó de la corona el día 11 de febrero de 1873.

Durante el reinado de Amadeo I se labraron monedas de 5 pesetas de plata, con fecha 1871, con un peso de 25 gramos, con ley de 900 milésimas.
Se acuñaron piezas de 100 pesetas en oro, con un peso de 33,26 gramos, ley de 900 milésimas. Monedas de 25 pesetas en oro, con un peso de 8,60 gramos, ley de 900 milésimas.
En el canto de las monedas se inscribió la leyenda 'JUSTICIA Y LIBERTAD'

En el anverso de las monedas, el Grabador incorpora sus siglas.

  • Grabador Luis Marchionni, con las iniciales L.M.

En el reverso de las monedas, a partir de 1834, a ambos lados del valor, se encuentran las iniciales del primer apellido de los Ensayadores y del Juez de Balanza.

  • S. D. .M.: Donato Álvarez Santullano, Eduardo Díaz Pimienta - Ángel Mendoza Ordóñez.
  • D. E. .M.: Eduardo Díaz Pimienta, Julio de Escosura Tablares - Ángel Mendoza Ordóñez.

MONEDAS DE CARLOS VII (1874 - 1876)

El pretendiente a la Corona Carlos VII, Carlos María de los Dolores de Borbón y Austria Este, asumió el liderazgo de la causa carlista en 1868.

En 1874 comenzó la tercera guerra carlista. En 1875 los carlistas alcanzaron la máxima expansión territorial, y es en este momento cuando comienza a funcionar la Ceca de Oñate (Guipúzcoa).

En la Ceca de Oñate se acuñó una medalla (en plata o cobre) que circulaba como una moneda de 5 pesetas.
También se acuñaron piezas de 5 y 10 céntimos de cobre.

La III Guerra Carlista finalizó el 28 de febrero de 1876.

GRABADOR. ENSAYADORES Y JUEZ DE BALANZA: ALFONSO XII

Por la Real Orden de 20 de julio de 1877, las monedas llevan en el anverso el busto del monarca, y en el reverso el escudo de España.
En las monedas de 5 Céntimos y 10 Céntimos de plata se implanta en el reverso un escudo sencillo coronado, entre palmas.

La empresa Oeschger Mesdach & Cía. (OM), fue adjudicaría de la acuñación de monedas, en Barcelona en los años (1877 - 1879), con distintivo de estrellas de ocho puntas.

Se acuñaron monedas de plata de 0,50 pesetas, 1 peseta y 2 pesetas con ley de 835 milésimas. Monedas de 5 pesetas de plata con ley de 900 milésimas.
Monedas de oro de 10 pesetas y 25 pesetas con ley de 900 milésimas.

En el anverso de las monedas se encuentran las siglas del Grabador, debajo del busto o en el corte del cuello.

  • El grabador fue Gregorio Sellán González, con las iniciales G.S.

En el reverso de las monedas, a ambos lados del valor, se encuentran las iniciales del primer apellido de los Ensayadores y del Juez de Balanza.

  • D.E. .M. : Eduardo Díaz Pimienta, Julio Escosura Tablares - Ángel Mendoza Ordóñez.
  • E.M. .M. : Julio Escosura Tablares, Mauricio Morejón Bueno - Ángel Mendoza Ordóñez.
  • M.S. .M. : Mauricio Morejón Bueno, Pablo Salas Gabarell - Ángel Mendoza Ordóñez.
  • M.P. .M. : Mauricio Morejón Bueno, Félix Miguel Peiró Rodrigo - Ángel Mendoza Ordóñez.

GRABADORES. ENSAYADORES Y JUEZ DE BALANZA: ALFONSO XIII

Continuaban acuñándose monedas a nombre de Alfonso XII hasta el nacimiento de su hijo, seis meses después, siendo proclamado rey de España al nacer.
En diversos momentos del reinado cambiaron los retratos del anverso de las monedas.

En la Ceca de Madrid se acuñaron monedas de cobre de 1, 2 y 5 céntimos. Monedas de 10 y 25 céntimos de cuproníquel, apareciendo en 1927 una moneda de 25 céntimos de cuproníquel con agujero central.
Se acuñaron monedas de plata, con ley de 835 milésimas, de 50 céntimos, 1 peseta y 2 pesetas. Monedas de 5 pesetas de plata, con ley de 900 milésimas.
Monedas de 20 pesetas y 100 pesetas de oro, con ley de 900 milésimas.

Se acuñaron monedas de plata de 0,50 pesetas, 1 peseta y 2 pesetas con ley de 835 milésimas. Monedas de 5 pesetas de plata con ley de 900 milésimas.
Monedas de oro de 10 pesetas y 25 pesetas con ley de 900 milésimas.

En el anverso de las monedas, aparecen las siglas del Grabador, situándose debajo del busto o en el corte del cuello. Entre los Grabadores:

  • G.S.: Gregorio Sellán González.
  • B.M.: Bartolomé Maura.
  • Espinós: José Espinós Gisbert.
  • E. Vaquer: Enrique Vaquer Atencia.

En el reverso de las monedas, a ambos lados del valor, se situán las iniciales del primer apellido de los Ensayadores y del Juez de Balanza. Se encuentran:

  • M.S. .M.: Mauricio Morejón Bueno, Pablo Salas Gabarell - Ángel Mendoza Ordóñez.
  • M.P. .M.: Mauricio Morejón Bueno, Félix Miguel Peiró Rodrigo - Ángel Mendoza Ordóñez.
  • P.G. .M.: Félix Miguel Peiró Rodrigo, Antonio García González - Ángel Mendoza Ordóñez.
  • P.G. .L.: Félix Miguel Peiró Rodrigo, Antonio García González - Domingo Liceranzu Astarlos.
  • P.G. .V.: Félix Miguel Peiró Rodrigo, Antonio García González - Remigio Vega Vega.
  • S.G. .V.: Arturo Sandoval, Antonio García González - Remigio Vega Vega.
  • S.M. .V.: Arturo Sandoval, Miguel Martínez Fraile - Remigio Vega Vega.
  • S.L. .V.: Arturo Sandoval, Vicente López Fernández - Remigio Vega Vega.
  • P.C. .V.: Vidal Peiró Zafra, Rafael Caro Fresneda - Remigio Vega Vega.
  • P.C. .S.: Vidal Peiró Zafra, Rafael Caro Fresneda - sigla Juez de Balanza.

GRABADORES CASA DE LA MONEDA: SIGLO XIX - XX

Grabados

  • Bartolomé Maura
  • Domingo Martínez Aparisi
  • Enrique Vaquer
  • José López Sánchez
  • Vittorio Nicastro
  • Canilo Delhom
  • Alfonso López Sánchez
  • Carlos Velamazán
  • Daniel Carande
  • Antonio Sánchez Gutiérrez
  • Antonio Manso Fernández
  • Antonino Sánchez Gutiérrez
  • Pablo Sampedro Molero
  • Luis José Díaz
  • Julián Zamorano
  • José López-Pavia

 

Inicio